Manejo de Planta de Piña Cayena y Establecimiento

Recomendación Técnica

Cayena Lisa o Hawaiana

Las hojas son anchas de color verde oscuro y manchas rojizas, sin espinas en los bordes, el fruto maduro es de color naranja rojizo de gran tamaño, el color de la pulpa varía de amarillo pálido a amarillo dorado y tiene alto contenido de azúcares. El fruto puede alcanzar hasta 3.5 kg.

Recomendaciones para el manejo de hijos de piña antes de la siembra en época seca y lluviosa.

 – Almacenar los hijos en forma invertida, es decir, con la base del tallo hacia arriba para que esta no entre en contacto con el suelo de preferencia sobre un plástico o una superficie de cemento. Lo ideal sería en un área techada con suficiente ventilación para evitar que el material esté expuesto a la lluvia. Los hijos de piña no se deben de almacenar en forma de montón, ya que esto produce la rápida proliferación de hongos que pueden llegar a dañarlos 

– Reducir al mínimo posible el tiempo desde que se cosecha el hijo de piña hasta que se siembra (máximo 7 días).

– Quitar las hojas secas que están en la base del tallo con el fin de estimular el brote de raíces.

 – Desinfectar los hijos de piña antes de la siembra, sumergiéndolos durante 5 minutos en una solución de Fosetil Al (0.5 kg.) más Diazinon (300 ml) en 200 litros de agua.

 – Después de la desinfección se le da un secado a la sombra y para luego ser llevado al campo de siembra. Debe sembrarse a una profundidad adecuada de modo que al crecer y fructificar no se vaya a volcar por el peso de la fruta y el efecto del viento.             

Método de siembra:

-. Lo primero que se realiza es la selección del terreno para la siembra, la preparación del suelo es de gran importancia para esta planta que cuenta con un sistema radicular frágil y superficial. Se recomienda dar un paso de subsolador en forma cruzada con una profundidad de 50 a 70 cm, con el propósito de romper el piso de arado y facilitar la aireación y el drenaje del suelo; un paso de rastra con el fin de incorporar la maleza, y por último un paso de pulidora. Es importante que el terreno quede libre de malezas y bien afinado, una vez que el terreno está preparado se procede a realizar el trazado de la plantación, si el terreno es inclinado esta se hará en curvas a nivel para proteger el suelo de la erosión.

-. Encamado La formación de camas se puede hacer mecánicamente mediante el uso de una encamadora o en forma manual, de un ancho de 70 cm. y una altura de 30 cm. Esta labor es importante ya que permite drenar el exceso de humedad que se acumula en el suelo, sobre todo en períodos prolongados de lluvia.

-. Drenaje

Es importante mantener un nivel de agua residual en el suelo mediante la nivelación adecuada del terreno para prevenir el estancamiento del agua que puede afectar el cultivo.

-. Siembra

Se puede sembrar en cualquier época del año, siempre que se disponga de riego. Se recomienda sincronizar y escalonar las siembras para mantener una oferta permanente al mercado.

El sistema de siembra más utilizado en la actualidad es el “Hawaiano de doble hilera”, en donde las plantas se siembran en hileras o surcos separados por 40 cm. y las plantas en una misma hilera a 35 cm, dejando una calle de entre cada par de hileras de 120 cm. Con este sistema se siembran 25,000 plantas por manzana.

-. Resiembra

Debe realizarse un recorrido por toda la plantación dos a tres semanas después de la siembra, con el fin de reemplazar las plantas pérdidas y uniformizar la plantación.

                             

Share

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *